sábado, 3 de abril de 2010

Un raro pliego de cordel sobre la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo.

Ya hemos comentado en diferentes ocasiones la especial atracción que sentimos por los impresos volantes, las hojas efímeras, los pliegos de literatura popular, en fin, por todo ese mundo de sencillo papel impreso que no pudo alcanzar la categoría de libro. Por su frágil y débil constitución todos esos papelotes han devenido infinitamente más raros que el soberbio infolio encuadernado en marroquín y que ostenta con orgullo en sus planos las armas nobiliarias de quien fue su propietario hace tres, cuatro o cinco siglos.

Damos noticia, pues, de un pliego poético de cordel impreso en Alcalá de Henares a principios del siglo XVII. No hemos encontrado referencia en repertorio alguno a otro ejemplar de esta obra. Y, en consecuencia, y por lo que verá en las líneas siguientes el paciente lector tenemos la seguridad de reputar como único, además de gozar de procedencia destacada, el ejemplar que a continuación describimos.

.
Diego Vázquez de Murcia. Siguese vn passo hecho a la Sancta Passion de nuestro Señor Iesu Christo. Compuesto por Diego Vazquez de Murcia ciego. Y otras a nuestra Señora, por las letras del A.B.C. Con vna cancion glossada al cabo. Vistas y examinadas por el Reuerêdo Padre F. Alôso de Orozco. Impressas cô licêcia en Alcala de Henares en casa de Iuan Gracian que sea en gloria. Ano 1608. Alcalá de Henares, 1608, Viuda de Juan Gracián, 8º, 185 x 142 mm.
                    

Encuadernación inglesa en pergamino rígido segunda mitad del siglo XIX. Autor, título y año grabados en lomo.

Lleva este ejemplar dos exlibris notables: el del bibliófilo inglés Henry Huth (1815-1878) y el del hispanista, también inglés, James P. R. Lyell (1871-1949).

En primera hoja de guarda anotación manuscrita (principios del siglo XX) en inglés colacionando y comentado el impreso (firmada la nota con las iniciales B.V. en Leigthon: ¿alguna sugerencia sobre la personalidad del autor?).

Ex Musaeo Hvthii


Ex libris James Patrick Ronaldson Lyell

Colación:

4 folios, impresos a dos columnas, sin signatura ni numeración.

Al centro de la primera página grabado xilográfico con la alegoría de los instrumentos de la Pasión.

El impresor Juan Gracián estuvo activo en Alcalá de Henares entre 1572 y 1578, fecha de su muerte. Su viuda tomó la dirección de la imprenta desde dicha fecha hasta 1628. Por tanto, y como índica el título “Juan Gracián, que sea en gloria” este pliego fue impreso por su viuda.

En la segunda columna, recto folio segundo, comienza: Coplas a nvestra Señora por las letras del A.B.C. hechas por Antonio de Corna y ciego.


A la segunda columna, recto folio tercero, comienza: Sigvesse una cancion glossada de, Oyga tu merced y crea.




Apreciará el lector, entre las composiciones del pliego, el emotivo y vibrante Passo de Vázquez de Murcia, que sabe versar con finísima sencillez el dolor y drama de la Santa Pasión:


Salidad [sic] hijas de Sion
salid muy apresuradas,
salid, no esteys descuydadas
y vereys al que os crio.
Salid que lo he visto yo
atado y preso en cadena,
salid que por culpa agena
llevan su cuerpo arrastrando.
Salid que le vienen dando
puñadas y torniicones
salid oyreys los pregones
como dizen, muera muera.
Salid, vereys la carrera
de sangre toda bañada
salid ved quan lastimada
va la humil Virgen Maria…

No hemos encontrado referencia alguna a la figura del autor del Passo, Diego Vázquez de Murcia. El título del pliego deja bien claro claro su origen murciano y su condición de ciego. Condición que comparte con el segundo autor incluido en el pliego, Antonio de Corna. Tampoco hemos dado con referencia alguna de este autor.

The Huth Library, A catalogue of the printed books, manuscripts , autograph letters, and engravings, collected by Henry Huth, with collations and bibliographical descriptions, Londres, 1880, vol. 5, pág. 1.518. Este ejemplar.

La rica biblioteca que formó el banquero Henry Huth, ampliada por su hijo Alfredo, incluía numerosas y raras tempranas ediciones españolas. La biblioteca se dispersó en Sotheby’s, Londres, en varias ventas entre los años 1911 y 1920.

Palau, 354.079, cita el pliego en base exclusivamente al ejemplar Huth.

J. Martín Abad, La imprenta en Alcalá de Henares. (1601-1700), Madrid, 1999, T. I, ref. 102, cita el pliego en base a Palau y Huth.

No en Salvá, Vindel, ni CCPBE. Tampoco lo recoge BNM, Catálogo de pliegos sueltos poéticos de la Biblioteca Nacional. Siglo XVII, Madrid, 1998.

El Passo de Diego Vázquez debió tener difusión durante los siglos XVII y XVIII. Así lo comprobamos en un pliego impreso en Barcelona, hacia 1780, que contiene, entre otras obras, el Passo. En esta impresión, el título se amplía tomando los primeros versos de la obra y se transforma en La Pasión de Nuestro Señor Jesu-Cristo con el Romance Salid Hijas de Sión. De la cabecera del pliego ha desaparecido el nombre de Vázquez de Murcia y en su lugar se indica que la obra ha sido glosada por Francisco Ledesma y compilada por el doctor Juan de Monroy.


La Passion de nuestro Señor Jesu-Christo, con el Romance de Salid Hijas de Sion, y la venta, y contrato que hizo Judas quando vendió à Christo Señor nuestro. Glosado por Francisco Ledesma, y recopilado por el Doctor Juan de Monroy, Barcelona, s.f. (c. 1770), En la Imprenta de Los Herederos de Juan Jolis, 8º, 210 x 150 mm.

Colación:

4 folios, impresos a dos columnas, sin signatura ni numeración.





CCPBE: 1 ejemplar (procedente de la biblioteca de Rodríguez-Moñino). El Catálogo asigna la autoría a Francisco Ledesma indicando que los herederos de Juan Jolis estuvieron activos sobre 1764.

REBIUN (Catálogo Bibliotecas Universitarias de España): 2 ejemplares.

Francisco Aguilar Piñal, Romancero popular del siglo XVIII, Madrid, 1972, CSIC, ref. 1.402, relaciona una edición madrileña, c. 1760, donde el nombre del glosador muda por Ramón Galve y Truxillo. Hay ejemplar en BL.


James Patrick Ronaldson Lyell.

Y damos fin a la noticia de este singular y raro pliego poético recordando la figura de quien fue uno de sus poseedores: el gran hispanista y bibliófilo James Patrick Ronaldson Lyell (1871-1949).

Lyell fue autor, entre otras, de la obra Early Books Illustration in Spain, que vio luz en Londres en 1926  dedicada al incunabulista y también hispanista Konrad Haebler.

Setenta años tuvo que transcurrir para que Early Books fuese traducida e impresa en España. A Julián Martín Abad, Jefe del Servicio de Manuscritos, Incunables y Raros de la Biblioteca Nacional de Madrid le corresponde el mérito y honor de tan necesaria empresa: preparó, prologó y anotó la primera edición española de La ilustración del libro antiguo en España (Madrid, 1997, Ollero y Ramos).

Martín Abad esboza en el Prólogo de la edición española, la figura del hispanista Lyell:

“…a su nombre se debe reconocimiento; su obra merece admiración; su pasión por los productos de nuestros primitivos talleres de imprenta, aplauso; su amorosa posesión de la Biblia Políglota Complutense y las sabias palabras dedicadas al Cardenal Cisneros y Arnao Guillén de Brocar, recuerdo y aprecio.

Comienza a adquirir libros en 1889… En su vida, 1914 es un año clave. Logra los seis volúmenes de la Biblia Políglota Complutense en la subasta de libros de Aldis Wrigth… El buen hacer del impresor Arnao Guillén de Brocar lo atrapa para una meritoria causa… Durante trece años reunirá la más importante biblioteca particular de impresos españoles de los siglos XV y XVI… Durante esos años visitará España en cinco o seis ocasiones, llegando a aprender español”.

En 1927, Lyell inició la dispersión de su biblioteca hispánica que fue vendida en su mayoría en Estados Unidos. A partir de esa fecha, sus estudios e investigaciones se encaminan hacia los manuscritos medievales. Lyell realizó importantes y altruistas donaciones de títulos de su biblioteca a varias instituciones académicas inglesas.

*  *  *

¡Felícisimo Domingo de Pascua de Resurrección para todos los lectores!

6 comentarios:

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Diego.

Oportunísima fecha para compartir este fascinante papel.

A la belleza de las composiciones, de este ejemplar único, hay que sumar algunas características que lo hacen muy atractivo. Llama la atención que la viuda no asumiera el crédito de la impresión. Por otra parte ¿cómo explicar la desaparición del dato del autor en la impresión de c. 1780, cuando la correspondencia entre los dos textos es casi exacta (exceptuando algunas de las primeras frases)

¿Se perdió el documento original, o solamente la portada? Hubo alguna otra edición entre la que hizo la Viuda de Juan Gracian y la de los herederos de Juan Jolis, que se encuentra desaparecida. O se excluyó al autor intencionalmente.

Perdona todas estas divagaciones...



Saludos bibliófilos

Diego Mallén dijo...

Amigo Marco Fabrizio: interesantes cuestiones...

Bien sabes que el mundo de los papeles sueltos y volantes es complejo.

Si 150 años después de la edición del pliego "Salid, Salid..." se reedita casi sin ninguna diferencia textual debemos suponer que hubo muchas más ediciones durante tan largo periodo.

Con el tiempo cayó el nombre del autor, del que no soy capaz de encontrar referencia alguna, y subió al título el nombre o nombres de los glosadores.

¡Saludos bibliófilos!

Urzay dijo...

Muchas gracias por mostrar este estupendo pliego, de ilustre procedencia, en fechas tan adecuadas, además. Curioseando por Google he encontrado que el texto todavía seguía en uso durante la Semana Santa en algunos pueblos de Aragón, al menos hasta hace poco. No sé como lo han indizado, porque no lo veo en REBIUN, pero parece que hay otra copia distinta, impresa en Lleida, del ejemplar segundo que nos muestras, digitalizada en un fondo especial de la biblioteca de esa universidad. Os pongo los enlaces.

http://soltorres.udl.cat/jspui/bitstream/10459/920/1/AROM-1-0072.pdf

http://www.aragob.es/edycul/patrimo/etno/visiedo/ciclofestivo2.htm

http://www.ibdes.com/cronica_semana_santa.htm

Saludos bibliófilos desde la meseta.

Galderich dijo...

Diego y familia, que aquí afortunadamente todo el mundo participa!

Ya sabeis, y Diego me provoca, mi afición por los pliegos y esto dos ejemplares son fabulos. Urzay nos trae otro publicado en Lérida y no deberiamos descartar los ejemplares manuscritos que circulaban y que muchas veces por problemas de transcripción se introducían errores, se cambiaban autores... Es lo que tiene la literatura popular. Seguir sus pasos tiene su dificultad y si además deberíamos considerar que tenían su música la tarea aún es más compleja.

La biografía del antiguo propietario muy oportuna.

Gracias por este completo apunte.

Diego Mallén dijo...

Amigo Urzay:

Interesantísimas las referencias adicionales que aportas respecto al pliego. Lo singular es que siendo un texto que ha corrido desde principios del XVII hasta nuestros días, y con bastante respeto a la obra original, no se tenga noticias de su autor. No he encontrado referencias en Simón Díaz. Tal vez puedas dar con alguna noticia de Vázquez de Murcia.

Amigo Galderich:

¡Los hispanistas del XIX y XX son admirables!: gracias a ellos llegan hasta nuestros días piezas excepcionales como el pliego, que de otra manera habrían sido echadas a perder.

Ya vi tu respuesta a la limpieza de tu Diccionario. No lo dudes y hazla. Te quedará un ejemplar im-presionante. Lo bueno de la pasta española, como la francesa, es que es piel agradecidísima. Una vez dada la cera, déjala secar y frota después con un paño de algodón… ¡ya me dirás el resultado, a la vista y al tacto!

¡Saludos bibliófilos!

Galderich dijo...

Diego,

Siguiendo tus consejos me lo haré sin la menor duda. Seguramente me aliaré con Pombolita que es una manitas para asegurarme que alguien poco pulcro como yo en tema de manualidades no sufra un percance.
Gracias por las recomendaciones... y por la cera!