sábado, 24 de abril de 2010

Salon International du Livre Anciene au Grand Palais à Paris.


El fantasma de las cenizas volcánicas que recorre Europa no pudo impedir nuestra presencia en la inauguración del Salón del Libro de París. Este año hay una buena participación de libreros españoles: la librería valenciana El Asilo del Libro y las dos de Barcelona Librería Anticuaria Balagué y Librería Anticuaria Comellas.

Como en anteriores ediciones numerosísimo público recorre los stands y galerías repartidos bajo las cúpulas acristaladas del Grand Palais. Amplísima oferta de libros para todos los gustos y presupuestos.

Contemplar este soberbio espectáculo de la librería francesa e internacional nos lleva a la obligada comparación con el limitado mundo de la bibliofilia en nuestro país. Un ejemplo: la primera página del catálogo del Salón muestra la publicidad de la entidad financiera francesa que patrocina el evento: “un cliente emocionado por un libro antiguo es un cliente que comprendemos”. ¿Imagináis tal manifestación por parte de nuestros bancos o cajas? Aquí lo único que han comprendido, y mal, ha sido la emoción por el ladrillo...

Las diferencias, tanto cualitativas como cuantitativas son muy relevantes. Frente al reducido y poco creciente número de bibliófilos en España admiramos como el Grand Palais es visitado por cientos y cientos aficionados de toda edad y condición. “En París todo son librerías y hoteles… y por este orden” nos dijo Azorín.




´

Extraordinaria encuadernación vistiendo ejemplar del Salustio impreso por Ibarra.





Le minimun, le minimum...

Antonio Lorenzo de El Asilo del Libro y el bibliófilo valenciano, Luis Caruana.


De izda. a derecha: El pintor valenciano, maestro acuarelista, Juan Sevilla Sáez, establecido en París desde hace cincuenta y cuatro años, el bibliófilo valenciano Luis Caruana, Susana Bardón, de la librería Estudio Bibliográfico y Vicepresidenta de AILA-ILAB, Antonio Lorenzo, de El Asilo del Libro de Valencia, Gonzalo Fernández Pontes de la Librería Pontes Maps y Presidente de AILA-ILAB.


¡¡Nos vemos en el Salón del Libro Antiguo de Barcelona el próximo mes de mayo!!

8 comentarios:

Alberto Gamarra dijo...

Buenos días, Diego Mallén:

Solamente me cabe decir ante esta entrada, ¡qué envidia!. Algún día, cuando haya equilibrado mis finanzas y haya recuperado mi francés del instituto visitaré la Ciudad de la Luz, y por estas fechas, la ciudad del libro antiguo. ¿Será posible alguna entrada sobre los libros que te has traído en la maleta?

Un saludo desde Philobiblion, desde donde estás enlazado.

¡Qué pases muchas páginas!

lamberto palmart dijo...

Ya lo dijo Humphrey Bogart en Casablanca, "There will always be Paris". Tal vez era bibliófilo y además de recordar los momentos vividos por Rick e Ilsa, visitó el Grand Palais...Bueno, visto lo visto en tus reportajes del Salón, una vez más no defrauda la visita -a pesar del Eyjafjallajökull- los stands que nos presentas en las fotos son impresionantes, incluso las vitrinas que observo en uno de los libreros son de muy buen gusto.

Es significativo que los libreros españoles se vayan abriendo camino en estas ferias internacionales, tal vez llegará el dia que un banco español, patrocine estos eventos :)

Difícil escoger entre tanta joya. Estoy seguro que habrás hecho la elección correcta y en tu biblioteca descansan algunos de los ejemplares expuestos.

Saludos bibliófilos.

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Diego.

Que bueno que lograste burlar las cenizas, me temía que nos hubieran privado de tu crónica.

De gran significado la publicidad del catálogo que mencionas.

Saludos bibliófilos.

Galderich dijo...

¡Qué sana és la sana envidía!
¡Las fotos son ilustrativas de una Feria con tanto prestigio que es capaz de tener el soporte de un banco que comprende los bibliófilos!
Gracias por la inevitable crónica que ni un volcán puede frenar.

Diego Mallén dijo...

Amigos Alberto, Lamberto, Marco Fabrizio y Galderich: parís no defrauda y es depósito de alegría. Disfrutamos enormemente y alguna cosilla pude conseguir. Ya daré noticia… Nos volvimos en automóvil dos días después de lo previsto, aunque si no hubiese sido por compromisos seguir en París un tiempo más no es preocupante.

¡Saludos bibliófilos!

bibliotranstornado dijo...

Gracias Diego, eres el enviado especial de la bibliofilioblogosfera hispana.

Precioso el comienzo de la entrada con la acertada y precisa adaptación del «Un fantasma recorre Europa».

Sólo echo de menos algún enlace para los que entiendan el francés o por lo menos con más fotos: bibliophilie y bibliomane.

Esperamos la crónica de Barcelona.

Libreria Virtual "El Viejo Libro" dijo...

Hola, un saludo muy grande a distancia, soy de Chile y me encanta tu Blog es muy interesante... Bueno me despido sin antes decirte que visites mi Librería Virtual. http://el-viejolibro.blogspot.com y mi Web. http://www.elviejolibro.tk

PD: no se si me recuerdas, anteriormente tenia un blog llamado libroscollection... elimine ese blog y comencé con mi propia Librería, virtual eso si, pronto tendré una librería física... Saludo muy grande.

biblioaprenent dijo...

Es una pena que aquí no tengamos algo parecido.
Paris vale muchas misas.