sábado, 9 de julio de 2011

Tesis de grado impresas sobre seda en Zaragoza y Alcalá de Henares.

No son raros los folletos de tesis filosóficas y teológicas impresos en el siglo XVII y XVIII. Los bachilleres y estudiantes de la época daban a las prensas la disertación teológica con la que conseguían un grado más en el camino hacia el doctorado. Como comentábamos en el anterior artículo, de vez en cuando, aparecen en mercado volúmenes facticios, -sobre todo del siglo XVIII-, en los que mano anónima y cuidadosa reunió quince o veinte de estas obras.

La estructura y composición de la portada de estos folletos, -siempre en latín como el resto del texto-, es muy similar: figura el nombre del estudiante que presenta su tesis, el de su profesor o catedrático que lo guió, a veces la del mecenas que costeó sus estudios, el motivo de la disertación, fecha y lugar donde tiene lugar la ceremonia de lectura. Como la fecha, habitualmente, todavía no estaba fijada en el momento de darse a la estampa el texto suele dejar en blanco el espacio para señalar el día, mes y hora con la composición siguiente: “  die   mensis   horae “.

Alguno de aquellos aplicados estudiantes, -seguramente los que disponían de mayor caudal familiar o tenían mecenas generoso-, además de mandar imprimir su tesis en soporte de papel lo hacían sobre otros materiales nobles como la seda. La composición daba lugar a una bella, artística y singular impresión donde el texto quedaba enmarcado por vistosas y complejas orlas. 

La pieza de seda destinada a dar soporte al texto solía tener medidas de 750 x 500 milímetros. No es habitual dar con este tipo de impresiones. Cuando tenemos la fortuna de encontrar alguna de ellas, aparece siempre perfectamente doblada ofreciendo a nuestra vista las caras no impresas.

De dos de estos artísticos y raros trabajos damos referencia a continuación:


Francisco Parejo. Opere maximo cujus prima laus ex nomine, Qui Antonium dicit, Omnipotentiae dispensatorem exprimt. Sermone potentisimo cujus verba, sagitae potentis acutae. Ne mireris, Franciscus Strap tetigit os eius... etc. Zaragoza, 1738, Apud Joannem Malo, 780 x 530 mm, aproximadamente.

Impreso sobre seda amarilla. Borla de en cada esquina de la pieza. Texto enmarcado con gran orla. En la parte superior grabado de San Antonio de Padua (150 x 100 mm).


 
Detalle del encabezamiento de la tesis con el grabado de San Antonio de Padua.
 
 
Detalle del colofón. Obsévese el espacio dejado para anotar la fecha a mano.
 
No en CCPBE, REBIUN, Palau, etc.
 
 
Jacinto Rodríguez. Templo Domini, simulachro pulcherrimo, miraculorum portento at, quid plura? uno verbo: Filiae Dei Patris, Matri Dei Filii, Spiritus Sancti Sponsae & Sacrario, Matri, inter Virgines, Virgini, inters Matres, etc. Alcalá de Henares, 1761, Ex. Officina D. Mariae Garcia Briones, Typographae Universitates. 780 x 530 mm, aproximadamente.
 
Impreso sobre seda amarilla. Texto orlado con gran composición de las armas del cardenal Cisneros.



Detalle del encabezamiento de la tesis.

Detalle del colofón. Obsévese el espacio dejado para anotar la fecha a mano.

No en CCPBE, REBIUN, Palau, etc.
 

8 comentarios:

Marco Fabrizio dijo...

Diego.

Las tesis antiguas son normalmente documentos de belleza tipográfica extraordinaria, pero impresos sobre seda, son el colmo de la exquisitez.

Los dos ejemplares son de una belleza extraordinaria, y por lo que refieres muy probablemente sean únicos.

Saludos bibliófilos

Urzay dijo...

Un lujo, como siempre, poder ver los ejemplares de tu biblioteca y leer las explicaciones, y más en este caso, al tratarse de una tipología documental que personalmente sólo conocía de oídas. Impresos en seda... ¡ya tenían que estar los autores orgullosos de su argumentación!
Un abrazo

Galderich dijo...

Estas impresiones en seda, muy típicas para dar categoria a un impreso normal, eran la versión bibliófila de la época. Es curioso como con sólo cambiar el soporte la pieza se realza y gana esplendor. Además le va bien tanto la xilografia como la calcografia como técnica de impresión.

En fin, otra maravilla que és oportuna recordar aquí. Además las dimensiones de estas tesis son monumentales en comparación con los impresos de la época.

bibliotranstornado dijo...

¡Ooooooohhhhhhhhh!

Diego Mallén dijo...

Amigos Bibliófilos:
Me alegro de compartir con vosotros estas singularidades.
Gracias por vuestros comentarios y feliz verano.
Saludos bibliófilos.

Anónimo dijo...

Grüße aus dresden!

Anónimo dijo...

aloha from hawaii!!

Covadonga Miravalles dijo...

Que precioso ejemplar! Me ha gustado mucho conocer más acerca de estos hermosos impresos. Muy interesante entrada. Hace dos años pude admirar en un museo de Teruel un documento similar, impreso en tela roja, y he de decir que nadie supo decirme qué era. Entonces tome notas en mi "cuaderno de curiosidades" y saque unas fotogafías, por fin misterio resuelto!! Gracias