martes, 23 de junio de 2009

Lamberto Palmart.

Valencia, calle de Portal de Valldigna. Placa conmemorativa del Ayuntamiento de Valencia en el cuarto centenario de la constitución de la primera imprenta estable en España.
.
Hace más de cinco siglos el muy honrado y laborioso varón Lamberto Palmart introdujo el nobilísimo arte de la tipografía en Valencia, fundando el primer establecimiento permanente en toda la península Ibérica. Quinientos años después, otro esforzado Lamberto regaló a los bibliófilos valencianos, españoles, portugueses, hispanoamericanos y de todo el orbe, las delicias de sus artículos, sus libros y su amada biblioteca.

Por eso, y todavía acabando de deshacer maletas, me uno al homenaje del cofrade Rui y del resto de amigos bibliófilos a la figura y tarea de nuestro gran amigo Lamberto deseándole muchos años y larga vida en el mundo de la bibliofilia en internet y rogándole el derecho de amparo para poder seguir recogiéndonos bajo el dulce manto de sus artículos.

He podido leer su artículo extraordinario sobre el rarísimo tratado de Relojes solares y el Epílogo inquietante. Sin más dejo estas precipitadas líneas escritas con desorden pero al dictado de la amistad y cariño hacia el amigo y bibliófilo valenciano, Lamberto.
.

Valencia, Carrer de Salvá (esquina con la calle de la Universidad). Al fondo: oficinas de Bancaja; en su interior las mellizas más famosas de España y Bud Spencer dispuestos todos ellos, (unas con sus cantos y bailes Born to be alive y el otro a su estilo) a convencer a Lamberto de la conveniencia de mantener vivo su blog.

5 comentarios:

Galderich dijo...

Porque la ocasión y Lamberto lo requiere, sinó no te perdonábamos que introducieras otro artículo antes que el comentario del Grand Palais de París.
Espero que la visita haya sido de provecho y esperamos tu crónica, con fotos, "of course".

lamberto palmart dijo...

Estoy de acuerdo con Galderich, ¡Venga esa crónica de Paris, que tienes a medio mundo en vilo! que al final me vais a lograr que me emocione....

Amigo Diego, gracias por tu apoyo incondicional. Creo sinceramente que sobrevalorais mi aportación al mundo de la bibliofilia, pero no quiero defraudar esta espontánea muestra de adhesión y afecto. Y con energias renovadas volveré después del verano.
Francamente, lo que más me alegra de todo este primer periplo es haber colaborado a que te involucres en esta empresa internauta, compartir tu bibliofilia con el resto del mundo es un gran acto de generosidad con el mundo del libro antiguo y la bibliofília valenciana.

Tomo los argumentos de los personajes de Bancaja y los aplicaré este verano, al estilo de la canción de Bobby MacFerrin "Don't worry be happy".

Y lo dicho, estoy en ascuas con tus comentarios sobre el Grand Palais de París.

Saludos bibliófilos.

rui dijo...

Te agradezco la referencia a la mía modesta, pero emocionada, homenaje a Lamberto, pero cómo todos nosotros espero con grande expectativa, que después de una visita mucho provechosa, tus comentarios, con fotos, del Grand Palais de Paris.
Saludos bibliófilos

Anónimo dijo...

Esto es magnífico , impresionante y asombroso. Solo te digo una cosa : "CODRIET"


Sobrino Luis Caruana Gimeno

DIEGO MALLÉN dijo...

¡Gracias sobrino! Me alegro que te guste y espero que lo sigas y al igual que tu padre y tu tío te vayas volviendo un poco loco por los libros antiguos y los papeles.

¡Codriet!