domingo, 6 de diciembre de 2009

6 de Diciembre: festividad de San Pedro Pascual, Obispo y mártir valenciano.


Un manuscrito del siglo XVIII con la primera traducción al castellano de las obras del Santo.
San Pedro Pascual, Obispo y mártir. (Valencia, 1227, Granada, 1300).

En 1227 nació en la ciudad de Valencia, -sometida todavía al dominio musulmán-, Pedro Pascual en el seno de una familia de cristianos mozárabes. La familia habitaba en la zona de la ciudad próxima al Portal de la Valldigna.

Con once años de edad, Pedro Pascual contempló, en palabras del presbítero Ximeno, “el día feliz de la conquista de Valencia” por el Rey Don Jaime I de Aragón (Vicente Ximeno, Escritores del reyno de Valencia, Valencia, 1747, T. I, págs.. 4-10).

Reinstaurado el reino cristiano en Valencia, Pedro Pascual viajó a París a estudiar Teología. Allí trató, entre otros, a Santo Tomás de Aquino. A su vuelta fue nombrado canónigo de la Catedral de Valencia por el Rey Don Jaime.

En 1250, tomó el hábito de la Orden de la Madre de Dios de la Merced, comúnmente llamada de los Mercedarios, fundada años antes por San Pedro Nolasco, comerciante catalán que dedicó toda su vida y su hacienda a la redención de cautivos cristianos. San Pedro Nolasco, que mantuvo amistad con la familia Pascual, influyó de manera relevante, sin duda alguna, en la formación y en la fe del Santo.
Pedro Pascual residió en Barcelona y estuvo al frente de la cátedra de Filosofía de su Universidad. Pasó a Zaragoza donde el Rey Conquistador le confió la educación de su hijo, el infante Don Sancho.

“A la muerte del infante don Sancho (1275), se dedicó a la predicación, rescate de cautivos y a la fundación de conventos, como los que estableció en Baeza, Jaén y Jérez de la Frontera. Después de un largo peregrinaje por toda España estuvo en Roma, París y Lisboa” (Gran Enciclopedia de la Región Valenciana, Valencia, 1973, T. VIII, pág. 198).

En 1296 fue elegido Obispo de Jaén por el Papa Bonifacio VIII. Profesando la religión mercedaria dedicó su vida a la redención de los cristianos cautivos en Granada y a la conversión de los moros.

En 1297 en uno de sus viajes a Granada fue encarcelado. El rey moro Muley Mahomad tuvo alguna simpatía hacia el Obispo y le permitió cierta libertad de movimiento en Granada. En prisión escribió varios tratados para enseñanza de cristianos y defensa de la fe frente a la doctrina mahometana. Entre ellos el conocido como Biblia pequeña o parva. Finalmente estos textos lo llevaron al martirio: el 6 de diciembre de 1300, mientras oficiaba la Santa Misa, fue degollado por los sarracenos. En 1675 fue canonizado por el Papa Clemente X. Sus restos descansan en la catedral de Baeza.
Las obras del Santo, -cuya vida cristiana y fe corre pareja con la de su contemporáneo Raimundo Lulio-, poseen un alto contenido instructivo y doctrinal, con objeto de proporcionar apoyo a los cristianos cautivos frente a las prédicas de musulmanes y judíos. En la época de cautiverio vivía en Granada numerosa población mozárabe de nación valenciana y catalana. Por ese motivo el Obispo escribió sus obras en su lengua materna, la lemosina. Sus obras son las siguientes:

1. Biblia parva, también llamada Disputa del Bisbe de Jaén contra los Jueus sobre la fe catholica.
2. Contra la Secta Mahometica.
3. Libro de Gamaliel.
4. Destrucción de Jerusalén.
5. Glosa del Padre Nuestro.
6. Glosa de los Diez Mandamientos.
7. Vida de Cristo.

La Biblia parva y Gamaliel fueron impresas, en lengua valenciana, latina y castellana, como obras sueltas en Barcelona, Valencia y Toledo en sucesivas ediciones hasta final de la primera mitad del siglo dieciséis. Existen ediciones incunables de ambas obras, impresas en Barcelona por Johan Rosenbach: Biblia parva Barcelona, 1492 y Gamaliel, 1493. Todas ellas son de rareza insigne.

En 1676 por mandato de don Pedro de Salazar, Maestre General de la Orden de la Merced, y con motivo de la canonización del Santo se dio a la estampa la primera edición latina de sus Obras.
San Pedro Pascual, Sancti Petri Paschasii Martyris, giennensis episcopi, ordinis beatae mariae de mercede redemptionis captivorum Opera. SS.D.N. Clementi Papae X Sacrata. Reverendissimi P.N.M. Fr. Petri de Salazar totius praedicti Ordinis Magistri Generalis iussu Edita. A Sacra Rituum Congregatione, annuente Ss. D.N. approbata, Madrid, 1676, Bernardo de Villa-Diego, folio, 280 x 188 mm.
Encuadernación en pasta arbórea española, finales del siglo XVIII, lomo con nervios, dorados, tejuelo, planos enmarcados con greca dorada, cantos dorados, cortes pintados.

Colación: 1 lámina con grabado de San Pedro Pascual, 28 folios preliminares, 396 páginas, 19 folios con tablas.

Esta edición latina contiene las obras: Contra sectam Mahometanan, Glossa orationes Dominicae, Caput valde in honorem Sanctisimae Trinitais Glossam decem Praeceptorum Decalogui, y Biblia parva. La obra está dedicada al Papa Clemente X que había elevado a los altares a San Pedro Pascual.


Folio 3r: Dedicatoria al Papa Clemente X con su escudo.

Este ejemplar está enriquecido con un manuscrito de autor anónimo que transcribe y rubrica con su firma el padre Fray Agustín de Arqués Jover, (Cocentaina, 1734 – Valencia 1808) religioso de la Orden de la Merced: Tratado en que se da puntual noticia de los Escritos del Glorioso Doctor, Martir, y Obispo de Jaen S. Pedro Pascual, del que daremos, más adelante, oportuna información para completar el presente artículo.

Palau, 293522, referencia esta edición de 1676. Indica que tras ella no se volvieron a imprimir las obras de San Pedro Pascual hasta comienzos del siglo veinte: Roma, 1906-1908, 4 volúmenes en 4º.

Por ello nuestro interés en dar noticia al ocioso lector de un singular y poco conocido manuscrito, fechado en 1778, conteniendo la traducción al castellano de las Obras del santo valenciano. El origen de este manuscrito, no hay duda alguna, reside en la intención, -durante el siglo dieciocho-, de la Orden de la Merced de difundir ampliamente las obras de San Pedro Pascual.

No hay mejor prueba que el propio documento que vamos a describir. Se trata de un manuscrito con perfecta y clara caligrafía, ilustrado con numerosos dibujos de viñetas y alegorías.

El manuscrito, -realizado y fechado por un anónimo diácono de Jaén en 1778-, comprende la traducción al castellano de las obras recogidas en la edición latina de Madrid, 1676. El manuscrito quedó como tal y a pesar de contener incluso, la traducción de las aprobaciones y censuras no fue dado a las prensas. Hubo de transcurrir casi siglo y medio para que las Obras fueran nuevamente impresas en Roma.

San Pedro Pascual, Obras de Sn Pedro Pascual Mártir, Obispo de Jaén, de el Orden de la Bda. Sta. María de la Merced Redempcion de Cautivos. Dedicadas â el Santomo. Sr. nro. Clemente Papa X. Sacadas â luz por mandado de nro Rmo. Pe. F. Pedro Salazar Mro. Gen. De todo el Orn. Aprovadas por la Saga. Congregacion de Ritos de Consentimto. De el mismo Smo. Papa. Traducidas de el idioma Latino â el Castellano por un Diacono de el Reyno de Jaen. Año 1778, Jaen, 1778, folio, 290 x 210 mm.
Encuadernación holandesa del siglo XIX, lomo con nervios, dorados, doble tejuelo en marroquín rojo.

Colación: 48 folios, incluyendo portada, 892 páginas, 10 folios con tablas, 3 folios sin numerar portadas de obras.

Damos a continuación una relación detallada del contenido del manuscrito acompañada de reproducción de sus hojas.
.
Fol 1: (fotografía anterior) portada.
.



Folios 2r-29r (4 fotografías anteriores): Aprobaciones y Censuras (la última de Francisco Salinas fechada en 1675). Son las mismas, traducidas del latín al castellano, que las que incluye la edición impresa de 1676.
Folios 29v-34v: Prólogo del Traductor (Diácono anónimo de Jaen):
.
“Amigo y Christiano Lector yo te ofrezco las Obras de este Rvrdmo. Martyr e Illsmo. Obispo de Jaen el S.S. Pedro Pasqual de Valencia, Religioso del R. y piadoso Ordn. De Na. Sa. De la Merced…
.
El Original latino que en 1676 se imprimió en Madriud a solicitud del Rmo. P. Mro. F. Pedro Salazar Gen. Del Orn. habiendo precedido primero la aprobación de todas las Obras en el contenidas dada por la Sgda. Congregación de Ritos, no es muy común, antes tan particular que de los pocos Exemplares, que corren, están los mas en las Bibliothecas de los Conventos de Ntro. Rl. Orden y yo puedo con toda verdad asegurar que, sin embargo de haver manejado algunas Librerias y Libros no pocos, de solo uno he tenido noticia en este Obispado que era de uso de un sacerdote Secular bastante Literato”..

Folios 35- 39 (2 fotografías anteriores): Indices. Folio 39 (sin fotografía): La Religion a el Lector.

Folios 40- 47: Vida de San Pedro Pascual. "Pedro por sobrenombre Pasqual, Hespañol de Nacion, y Patricio Valenciano Don comun deel Orbe y la Religion nacio cerca deel año de 1227, en el qual todavia la Ciudad de Valencia sufria la tirania de los Moros. Pero en los mismos gemidos del infante casi acavaron los gemidos de la exclavitud y con el Ciudadano Pedro nacio igualmte. la libertad de la Ciudad su Patria".
.Folio 48r: Portada de las Obras.

Págs. 1- 622 (22 fotografías siguientes). Comienza el tratado: Asistanos la Gracia del Espiritu Sto. El Obispo d Jaen contra la Secta Mahometana. La obra se compone de 16 títulos.
.




















. "Acabado el Libro. Dese la gloria y alavanza a Christo".
.
Folio sin numerar, entre pág. 622 y 623: Portada para la obra Glosas.Págs. 623-643 (sin fotografía): Glosa de la Primera Petición del Padre Nuestro.
Págs. 644-667: Capítulo muy útil en honor de la Santisima Trinidad, y exaltación de la Ley, en el que también se manifiesta la ignorancia d algunos que afirman haver horas infaustas signos y Planetas, en que nacen los Hombres.
"El que escribe, escriba, como siempre en el Señor viva. Amén".

Folio sin numerar entre págs. 692 y 693. Portada: Cierta Obra muy hermosa copilada por el M. Rdo. Obispo de la Ciudad de Jaen estando cautivo en Granada en publica carzel.
.
Págs. 693-891 (25 fotografías siguientes). Tras la portada anterior comienza la obra Biblia parva y como indica la presentación en la pág. 693 del manuscrito:
.
“...la obra misma consta existente puesta por decreto de la Magestad Catholica en el real archivo de la Inmaculada Concepcion impresa con caracteres muy antiguos en Barcelona año del Señor 1492: en cuyo exordio se lee = Obra del Rmo. Y Beato Pedro Pasqual Obispo de Jaen”.
.
La Biblia parva está compuesta de 42 títulos o capítulos, de los que se muestran a continuación alguno de ellos..























Pág. 892 (fotografía siguiente). Dibujo alegórico del escudo papal de Clemente X y de la Orden de la Merced..
Esperamos no haber cansado al lector benigno con las numerosas fotografías del manuscrito. Siendo un documento desconocido y celebrando en el día de hoy la festividad de San Pedro Pascual hemos considerado buen motivo mostrar este manuscrito recordando la figura de este Santo valenciano.

8 comentarios:

Galderich dijo...

Diego,
¡Esto no se hace! He visto que había novedades en Diego Mallén y me encuentro en obras... ¡Hasta pronto!

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Amigo Diego.

San Pedro Pascual nunca se hubiera imaginado que la celebración de su día, sería motivo de regocijo para los que acabamos de observar estos preciosos ejemplares.

Un manuscrito que transmite en una primera vista una caligrafía de notoria claridad y llena de alegría, aunada a la belleza y profusión de las ornamentaciones que nos recuerdan a la mejor tradición de Pedro Díaz Morante.y para coronar se suma la importancia histórica y religiosa.

¡Felicidades!

Saludos Bibliófilos.

Galderich dijo...

Diego,
Qué magníficas ilustraciones que proyecta el escribano. Llenas de fantasía muy en sintonía de las que se realizaban en los manuscritos de la época para imitar las decoraciones de imprenta pero en cantidad y calidad. Gracias por reproducir tantas páginas, ¡nunca es una fatiga la belleza!
Es curioso como el manuscrito eclipsa el primer volumen que nos presentas cuando también tiene sus virtudes. Ya se sabe que ponerse al lado de un campeón tiene estos inconvenientes.

PD. Diego, no me digas que San Pedro Pascual hablaba lemosín cuando lo hacía en valenciano... ¡esto es una nomenclatura del s. XIX! El lemosín se encuentra en occitania, al norte de Cataluña y muy lejos de Valencia... ;-)

Galderich dijo...

Diego,
Por cierto, buenas las fotografias finales y los cambios que has introducido.

DIEGO MALLÉN dijo...

Amigos Galderich y Marco Fabrizio: muchas gracias por vuestros comentarios y me alegro os haya gustado el manuscrito y el exceso de fotografías. Lo veo tan bello, tan bien caligrafiado e ilustrado que he querido volcar una parte de su contenido (¡son 900 páginas!).

¡Con el coming soon de ayer en DM, inauguramos la era de la autopublicidad en el Blog! Me sabía fatal colocar el artículo de Sant Pere Pasqual acabando ya su día y tomé la solución de anticiparlo a los lectores… invitando mientras tanto al paseo por el sótano del Blog para ver las librerías de Salvá y de Mallén.

Respecto al lemosín ya he cambiado el término por "valenciana", ¡faltaría más!, pues no tiene más relevancia referirse de una u otra manera.

Pero, aunque no soy filólogo, creo que es un término utilizado normalmente mucho antes del XIX para referirse a las lenguas romanzas, entre ellas la valenciana no hay más que ver textos de las épocas).

Como mañana es fiesta añadiré un artículo con el manuscrito del padre Agustín de Arqués sobre San Pedro Pascual para hacer referencia a ello. Si no me da tiempo lo volcaré aquí.

¡¡Saludos bibliófilos!!

lamberto palmart dijo...

Los manuscritos por definición son ejemplares singulares. El que hoy nos ofreces es especialmente bello. El calígrafo se tomó la molestia y el gusto de ornamentarlo exuberantemente y con delicadeza, al gusto de la época. Si añadimos que escribir un manuscrito de más de novecientas páginas es un largo trabajo, acompañarlo de hermosas ornamentaciones lo hace doblemente costoso y por ende valioso.

Es evidente que este anónimo diácono jienense, admiró y amó en grado sumo la obra de San Pedro Pascual, para traducirla, escribirla y además decorar el texto con tanto cariño.

Creo que le has hecho un merecido homenaje, además de darle cobijo en tan merecida biblioteca.

Saludos bibliófilos

Urzay dijo...

Bonito manuscrito, Diego, ¡hay que ver cómo le gustaba usar la pluma a este calígrafo!
E impresionantes las fotografías del sótano, no me había dado cuenta hasta que no has mencionado lo del "coming soon".
Saludos bibliófilos

bibliotranstornado dijo...

Impresionante trabajo.Me he quedado con la boca abierta. Y estoy de acuerdo con lo que han dicho Galderich, Marco, Diego y Lamberto, no digo más.