domingo, 27 de junio de 2010

Bodoni y los Españoles.


Giambattista Bodoni (1740-1813).

El pasado 14 de junio se presentó en Logroño a los medios de comunicación el primer volumen de la colección Bodoni, publicado por el Instituto Biblioteca Hispánica del CiLengua (institución pública que persigue "revisar, perfilar y a poner de manifiesto la importancia de la lengua y la cultura españolas y su impacto en el mundo") en colaboración científica con el Instituto de Historia del Libro y de la Lectura y con la Biblioteca Palatina y Museo Bodoniano de Parma.

Dos días después, el 16 de junio, tuvo lugar la presentación italiana, en el curso de un coloquio, en la Biblioteca Palatina de Parma.

El volumen es, a su vez, el primero de la obra del catedrático de Literatura Española e Hispanoamericana de la Universidad de Salamanca, D. Pedro M. Cátedra.

Transcribimos a continuación la información proporcionada por el CiLengua de esta obra que inicia el estudio sobre las relaciones del impresor Bodoni con los ilustrados españoles.

Pedro M. CÁTEDRA, G. B. Bodoni y los españoles, I. Epistolario de Leandro Fernández de Moratín y Giambattista Bodoni, con otras cartas sobre la publicación de «La comedianueva», San Millán de la Cogolla, Madrid & Parma: Instituto Biblioteca Hispánica del CiLengua, Instituto de Historia del libro y de la Lectura, Museo Bodoniano & Biblioteca Palatina, 2010. ISBN 978-84-937654-3-9. 404 págs.

"Constituye, así, este libro el primer volumen de la serie Bodoni y los españoles, en la que el profesor Cátedra irá estudiando las relaciones españolas del impresor de Parma.

Con este libro comienza una nueva colección del Instituto Biblioteca Hispánica, la colección Bodoni, que tiene además el valor añadido de ser la primera muestra de la colaboración establecida por el Cilengua con la Biblioteca Palatina y el Museo Bodoniano de Parma.

Esta colección irá estudiando las relaciones españolas del impresor de Parma. El asunto, a pesar de algunos meritorios trabajos, está muy lejos de haber sido tratado satisfactoriamente, sobre todo en lo que concierne a la primera etapa de las actividades de Giambattista Bodoni, la más dependiente de la influencia política y económica sobre el Ducado de Parma.

No hay que recordar que Bodoni no solo descuella en la historia del libro internacional, sino que fue, además, el impresor de cámara de los reyes de España Carlos III y Carlos IV. La historia del Ducado de Parma, en el que desarrolló su actividad, es, además, prácticamente la de un protectorado borbónico español; sus duques eran españoles por ser infantes de España y por haber sido educados en la corte de Madrid. La investigación que está en la base de este primer volumen de la colección Bodoni es, si se quiere, una obligación de quienes desde Cilengua diseñan un mapa de la influencia del español y de lo español fuera de nuestras fronteras.

En el volumen se estudia con detalle la relación de Bodoni y Leandro Fernández de Moratín, uno de los escritores españoles del siglo XVIII más conocidos y fiel amigo de algunos intelectuales italianos que habían residido algún tiempo en España, como Napoli Signorelli o Giambattista Conti. Durante los tres años que permaneció viajando por Italia, Moratín procuró conocer lo más significativo del país, en su particular Grand Tour. Residiendo en Bolonia y en contacto con el grupo de intelectuales españoles acogidos en el Colegio de los Españoles, se debió hacer la idea de publicar en la imprenta particular de Bodoni la que él consideraba su más importante y polémica obra dramática, La comedia nueva, que acabó siendo, además, no sólo literario sino del papel social y político de las diversiones públicas en la España de la Ilustración.

Para conseguir verse en los catálogos del más famoso impresor europeo, se benefició de la relación privilegiada que otros miembros de la colonia española de Italia tuvieron con el impresor de Parma, en especial el Rector del Colegio de San Clemente o de los Españoles, Simón Rodríguez Laso, y Manuel María Rodríguez Aponte. Este, corrector, de los clásicos griegos impresos co’tipi bodoniani entre 1790 y 1795 –cuya labor y correspondencia con Bodoni se estudia en el volumen III de Bodoni y los españoles, de próxima aparición-, fue el verdadero intermediario de Moratín para la publicación de su obra.

La comedia nueva es el único libro íntegra y exclusivamente en español del catálogo bodoniano; de ahí el dedicarle el primer volumen de Bodoni y los españoles. En él se publica el epistolario conservado de Bodoni, Moratín, Simón Rodríguez Laso, Rodríguez Aponte y Manuel de Condado relacionado con la edición de la obra, cuyo proceso editorial se estudia con la ayuda también de otras noticias inéditas. Este proceso se contextualiza con una revisión de la producción hispana del impresor de Parma y con un estudio sobre las razones políticas y de reivindicación intelectual de Moratín para ver su libro publicado con los tipos más famosos de Europa. Esto es, sin duda, un indicio de la importancia que Bodoni había adquirido también como arbiter litterarum en la Europa de la creación de las grandes bibliotecas como depósitos de representación y del nuevo coleccionismo bibliófilo y sus consecuencias político-administrativas.

Acompaña a este volumen la edición en facsímile de La comedia nueva, como ilustración de un trabajo tan limpio como representativo de un modo de imprimir teatro para la lectura, que fue preocupación también de Leandro Fernández de Moratín".

El libro, como todas las publicaciones del CiLengua, está magníficamente impreso. Puede ser adquirido en la tienda virtual del CiLengua y su precio es 150 euros. Absolutamente recomendable para bibliófilos.

lunes, 14 de junio de 2010

El Gran Capitán, don Gonzalo Fernández de Córdoba.

La primera edición de L’escole des femmes de Molière, vio la luz en París en casa de Estienne Loysson, en 1663. Revisaba Molière en el atelier de Loysson la edición recién terminada, cosidos los cuadernillos y lista para enviar a libreros y encuadernadores. En un momento tomó una pluma e hizo una corrección de su mano en la página 52 de once ejemplares de la tirada. Tachó ciertas palabras y añadió otras. Hay que ser bibliófilo bien averti para comprender la felicidad que puede embargar al poseedor de uno de esos ejemplares tan exclusivos. El dramaturgo Sacha Guitry, fue uno de los afortunados. Escribe en sus Memorias: “Si la gente me ve pasar por la calle, con la cabeza alta, y concluye que soy orgulloso y fiero, que no busquen otro motivo”.

En estos tiempos complejos sembrados de incertidumbre el azar nos ha ofrecido una cierta alegría bibliófila al dar con una rara obra. No tiene, por supuesto la trascendencia e importancia de la que poseía Guitry, pero al igual que él nos sentimos conmovidos y orgullosos de haber dado con una pieza singular.

En nuestro caso, se trata de una rara edición de la crónica de las campañas italianas de don Gonzalo Fernández de Córdoba, por todos conocido como El Gran Capitán. El libro está impreso en Alcalá de Henares, 1570, en bella tipografía gótica. Tan rara es esta obra que hasta el momento, y como damos noticia a continuación, reputamos como único conocido el presente ejemplar.


El gran Capitan. Summa de la conquista del Reyno de Napoles: conquistada por el gran Capitan Gonçalo Fernandez / del rey don Fernando el quinto nuestro señor. Con Licencia de los señores del Consejo Real. Alcalá de Henares, 1570, En Casa de Sebastián Martínez, 8º, 185 x 135 mm.


Encuadernación en plena piel del siglo XVII, lomo con nervios, planos enmarcados con hilo dorado, al centro de ambos armas de don Luis de Benavides y Carrillo de Albornoz, marqués de Caracena (rozadas). Ejemplar que conserva las cintas verdes de seda que caracterizan todos los ejemplares provenientes de la biblioteca del marqués de Caracena.

Colación:
 
20 folios sin numeración, impresos en caracteres góticos a línea tirada, sign. A20. Portada con grabado xilográfico, capitulares.
 

Al verso de la portada licencia al impresor por Pedro de Mármol, Secretario del Consejo de Su Majestad,  fechada el 20 de julio de 1569.




"Y de ver esto el marques de mâtua / luego otro dia se despidió y partió del exercito diciendo que los Españoles no le parescian hombres sino diablos pues no temian la artillería y con ella peleauan”.



No en Salvá, Heredia, Vindel. No en CCPBE, BL, CCFr.

Palau, 324.977, no vio ejemplar e indica: "Así en Almirante. Nada en Catalina". Se refiere Palau a la obra de José Almirante, Bibliografía Militar de España, Madrid, 1876.

J. Martín Abad, La Imprenta en Alcalá de Henares (1501-1600), ref. 745. Relaciona título de la obra, año e impresor y referencia a Palau y Almirante. No referencia ejemplar alguno.

J. Martín Abad, La Imprenta en Alcalá de Henares (1601-1700), ref. 42, referencia la edición de 1604, impresa en Casa de Juan Gracián (viuda) con título y colación similar a la de la presente edición de 1570. Da ejemplar en París, BNF (referenciado en CCFr.).
.
Leyendo esta Summa, los que ya hemos dejado atrás el medio siglo de existencia, recordamos nuestros días colegiales estudiando las campañas del noble caballero don Gonzalo Fernández de Córdoba. Escuchar al profesor las gestas de aquel legendario y bravo soldado español al servicio de los Reyes Católicos era infinitamente más sugerente que aprender la interminable lista de reyes godos. Tal vez por eso seguimos recordando las batallas de Gaeta, Ceriñola y Garellano. Y la gallarda respuesta a su rey Fernando el Católico cuando éste le mandó rendir cuentas: “Por picos, palas y azadones para enterrar los muertos de vuestros adversarios he gastado cien millones…”. Oh Captain, my Captain! dijo el poeta.


Grabado xilográfico con las armas del Gran Capitán, duque de Sessa y Terranova, que figuran ocupando todo el último folio de la obra de Francisco Petrarca, de los rremedios contra prospa & aduersa fortuna. En romance, Sevilla, 1524, folio, Juan Varela de Salamanca.